Los teclados táctiles han sufrido una gran evolución. Inicialmente resultaba imposible escribir con rapidez. Sin embargo, el texto predictivo y la escritura mediante gestos hicieron posible una mayor adopción de los smartphones. Swype, fue pionero en ofrecer el teclado mediante gestos.

Predicción y rapidez en la escritura con Swype

Cliff Kushler fue el padre de Swype, co-responsable a su vez del amado y odiado teclado predictivo T9. Swype permitía que al deslizar el dedo por las diferentes letras consiguiésemos generar una palabra. Swype comenzó su andadura en 2009 fuera de Google Play inicialmente para acabar llegando más tarde.

Swype no era perfecto pero, cambio la manera de interactuar con el teclado virtual. La compañía fue comprada por Nuance en 2011. Y poco después otras compañías comenzaron a incorporar esta manera de escribir en su teclado. Swiftkey, ahora adquirida por Microsoft, incorporó Flow como un valor adicional a su excelente método de escritura.

Adios al teclado por gestos

Los fabricantes, decidieron apostar por este teclado para sus personalizaciones y Sony, Motorola y otras marcas lo incorporaban de serie. Más adelante, Google incorporaría esta manera de escribir en su teclado. Swype había pasado a una situación marginal. Entonces, decidieron dar el salto a iOS para intentar salvar su producto.

Ahora, Nuance ha anunciado el cese del desarrollo de Swype+Dragon, la plataforma de dictado de voz, en lo que Nuance eran expertos, cierra sus puertas. Nuance se centrará en el mercado empresarial y en la inteligencia artificial para empresas.

La última esperanza que queda para Swype es que la empresa decida liberar el teclado a la comunidad que tanto ayudo en su desarrollo. De momento, se cierra el telón para el teclado que revolucionó el mundo de los teclados para smartphones.