Fitbit ha enlazado una gran espiral de compras desde hace unos meses. La empresa californiana ha sobrevivido a la vorágine de compañías que apostaron por los wearables. Y aprovechando el descalabro de algunas de ellas Fitbit decidió adquirirlas. Así, compró Vector y Pebble. Su nueva adquisición se llama Twine Health.

Twine Health el impulso para la salud de Fitbit

Esta empresa gestionaba datos de salud en la nube. Desde Twine Health no se ha desvelado el coste de la adquisición aunque se conocerán más detalles durante el primer trimestre. Si que se espera que el acuerdo se cierre sin mayores problemas.

La integración sería sencilla, incorporar la tecnología de Twine a la base de datos de Fitbit. La cantidad de datos que maneja Fitbit es muy grande y compleja. Desde Fitbit quieren hacer uso de estos datos para centrarse en la hipertensión y diabetes.

El nuevo Alta HR es ideal para cualquier situación

James Park, CEO de Fitbit, habla de la adquisición considera que sus diez años de experiencia y el trabajo de Twine Health y considera que pueden conseguir juntos. El objetivo es conseguir hacer que los dispositivos de Fitbit puedan ayudar a pacientes con problemas de salud más allá del hospital y reducir los costes médicos.

Fitbit no ha sido la única en apostar de una manera agresiva en hospitales, Apple también ha apostado por la salud. Los wearables han experimentado una interesante evolución con los años, pasando a ser dispositivos ideales para gestionar la salud.

Mejorando la salud

A pesar de que estos dispositivos no son tan sensibles como el equipamiento médico, disponen de suficiente información para proporcionar información útil a los usuarios. Con esta adquisición Fitbit quiere ofrecer algo más que simples wearables. Lo único que queda por saber es que sucederá con el personal de Twine Health. Su CEO, John Moore será el nuevo Director Médico.