Intel ha sido un claro dominador del mercado de los chips desde hace décadas. Nadie podía siquiera pensar en superar a la empresa de Santa Clara. Sin embargo, torres más altas han caído e Intel se ha visto superada por Samsung.

Las memorias de Samsung tumban los procesadores de Intel

Este cambio en el liderazgo fue detectado en primer lugar por Bloomberg, partiendo de la base de que Intel alcanzó los sesenta y dos mil ochocientos millones de beneficio y Samsung consiguió casi siete mil millones más. La división de semiconductores de Samsung va viendo en popa y la división de Intel en menor medida. Cabe destacar que ha perdido el liderazgo en la fabricación de chips, que incluye los chips de memoria donde Samsung es el rey.

Más allá de los datos financieros, el negocio de las memorias de Samsung parece tener mayor relevancia que el de los procesadores de Intel tradicionales. A día de hoy es complicado encontrar una tablet o smartphone sin RAM o memoria de Samsung. Además, la empresa coreana aspira a crecer en el ámbito de las memorias de alta densidad para servidores en la red y para vehículos y dispositivos de inteligencia artificial. Samsung está mejor posicionada de cara al futuro.

Exynos

Para comprender mejor el alcance de la fabricación de chips de Samsung, debemos comprender que también lideran el mercado de las televisiones, aplicaciones domésticas, pantallas para smartphones y es el mayor fabricante de smartphones del mundo. Y, el negocio que dio mayor potencial a la empresa fue el de los componentes, haciendo especial hincapié en la división que fabrica las memorias DRAM y NAND.

Intel debe comprender mejor el cambio en el mercado para poder mantener su hegemonía. Los mercados tienen un gran dinamismo y podrían perder una gran parte de su potencial si no reaccionan a tiempo.