Disney ha alcanzado un acuerdo con 21st Century Fox para hacerse con todo su negocio de entretenimiento en un trato que alcanza los 52 mil millones de dólares. Dentro del trato se engloban el estudio de películas 20th Century Fox, la productora de series de televisión, la red de canales de televisión por cable y la participación de la compañía en redes de canales, como Sky y Star TV, fuera de Estados Unidos.

Hace unos meses, la dirección de Fox decidió cambiar la estrategia de la empresa para centrarse en las divisiones más rentables de su negocio, como son las de noticias y deportes. Por este motivo, la empresa mantiene el control de la red de transmisión Fox, Fox Sports y las marcas Fox News y Fox Business.

Los primeros rumores de la compra aparecieron el pasado mes de noviembre. Comcast, la mayor empresa de televisión por cable de Estados Unidos, era otro de los pretendientes para hacerse con 21st Century Fox. Sin embargo, hace dos días se retiraban de la puja y era Disney quien se llevaba el gato al agua. Además, como parte del acuerdo, Bob Iger, actual CEO de Disney extenderá su mandato hasta 2021.

X-Men, Los Cuatro Fantásticos y Deadpool vuelven a estar bajo la batuta de Marvel

Imagen promocional

Junto con las compañías productoras y redes de distribución de Fox, Disney también se hace con el gran catálogo de propiedad intelectual de la empresa. De esta forma, personajes como X-Men y Los Cuatro Fantásticos vuelven a estar bajo la batuta de los Estudios Marvel, algo que Disney destaca al poder «crear mundos más ricos y complejos de personajes e historias interrelacionadas».

También, Disney se hace finalmente con el control de la película Star Wars: Episodio IV, cuyos derechos de distribución pertenecían a Fox a perpetuidad, junto con los derechos de distribución de los Episodios II a IV, que revertirían a Disney en 2020. En cualquier caso, Disney amplía holgadamente su catálogo audiovisual con esta adquisición.

El servicio de streaming de Disney estaría más cerca con esta adquisición

Catálogo de series

Hace unos meses, Disney hacía público su intención de crear un servicio de streaming para rivalizar con Netflix. Con esta adquisición, Disney pasa a controlar el 60% de Hulu, tras sumar el 30% de su participación con el 30% de la participación de Fox. Es posible que entre sus planes estuviese hacerse con el servicio para evitar la creación de una nueva plataforma.

Es más, tras hacerse con 21st Century Fox, Disney amplía enormemente su catálogo de entretenimiento de cara a preparar su servicio de streaming, contando con series de gran renombre como Cómo Conocí a Vuestra Madre, Los Simpson o Futurama, y películas como Avatar, Ice Age o El Planeta de los Simios. ¿Cómo afectará esto a Netflix? ¿Cambiará Disney la esencia de las series Fox? ¿Ayudará Disney a la expansión de Hulu?