Desde que la revolución industrial del siglo XIX hiciera aparición en nuestra sociedad, el ser humano ha dado pasos de gigante en términos tecnológicos. Si comparamos nuestros últimos años de existencia con el resto de la Historia, la cosa podría resumirse vagamente en un número de curioso nombre, utilizado por primera vez por el escocés John Napier, y cuyas bases se cimentaron con el suizo Leonhard Euler; de ahí que recibiera el nombre de número e.

Los sensores dactilares bajo la pantalla serán una realidad en 2018 1

Este número se representa gráficamente como una línea cuyo valor aumenta exponencialmente, siendo esta cada vez mayor conforme pasa el tiempo. En estos tiempos se tiende a afirmar que el desarrollo tecnológico sigue este patrón, puesto que cada vez se investiga más y los resultados obtenidos cada año superan las expectativas (hace 10 años le hubieses dicho a una persona lo que puede llegar a hacer un smartphone, y lo más seguro es que se riera en tu cara).

Un paso más en la evolución del smartphone

Esta apreciación se observa muy fácilmente en el sector informático, puesto que estamos en constante contacto con él en nuestro día a día. Leyes como la de Moore dan fe de ello, y los smartphones son cada vez más sofisticados; la empresa de tecnologías táctiles Synaptics ha querido contribuir a este hecho, y pronto dejará obsoletos los detectores de huellas dactilares actuales.

Los sensores dactilares bajo la pantalla serán una realidad en 2018 2

Synaptics es la responsable del desarrollo y fabricación de la tecnología que hace funcionar millones de ratones touchpads (los de los ordenadores portátiles) y pantallas de smartphones. Esta semana ha anunciado que ya están produciendo en masa el primer sensor de huella dactilar que situado bajo las pantallas de los smartphones.

Bautizado como Clear ID, las ambiciones de esta característica son las de sustituir por completo a los viejos sensores dactilares que llevamos usando actualmente en nuestros teléfonos, y que se masificaron con terminales como la familia Galaxy de Samsung o los iPhone de Apple. Con tan solo presionar sobre la zona indicada de la pantalla, el teléfono se desbloquea de la misma manera que un sensor circular.

Una tecnología aún inmadura, hasta ahora

Por otra parte, no es la primera vez que Synaptics lleva desarrollando esta feature. Ya el año pasado presentaron el sensor de la familia FS9100, pero los problemas que generaron (al ser una tecnología no del todo madura) hicieron que Samsung rechazara su implementación en el último momento en sus buques insignia (de ahí que siguieran apostando por el sensor dactilar «tradicional» y su sensor facial).

Los sensores dactilares bajo la pantalla serán una realidad en 2018 3

2018 parece ser el año

No obstante, en 2018 la cosa puede cambiar; el actual sensor de Synaptics FS9500 parece estar listo para ser introducido en los principales fabricantes de smartphones, o top five OEM, como los describe Synaptics. Estos fabricantes no son otros que Apple, Samsung, Huawei, Oppo/Vivo y Xiaomi.

Además, la histórica colaboración que han tenido los coreanos con la empresa de tecnologías táctiles, como son las pantallas OLED, hacen pensar que podrían estar trabajando juntos en esta nueva implementación tecnológica. Sin embargo, Samsung parece interesada en introducir estos sensores de otra  manera, queriéndose alejar del modus operandi de Apple, partner destacado de Synaptics.

Xiaomi puede ser de los primeros en estrenar esta tecnología

Entrando en el terreno especulativo, con esto podemos sacar la conclusión de que en un futuro veremos también esta tecnología en terminales Apple; Samsung, en un intento de apostar por una tecnología de mejores prestaciones, decida ir por libre, prescindiendo de Synaptics.

De todas formas, un candidato claro para implementar estos nuevos sensores no es otro que Xiaomi, cuya hoja de ruta se ha adelantado al resto de fabricantes a la hora de introducir novedades últimamente.

Los sensores dactilares bajo la pantalla serán una realidad en 2018 4

Una característica de la que nadie parece querer prescindir

En cualquier caso, y sea quien sea el primero que apueste por estos nuevos sensores, parece que serán una constante el año que viene en todos los buques insignias de las marcas más significativas. Además, no es la primera vez que se hablan de ellos: la demanda por parte de los usuarios es evidente, sobre todo después de la tendencia a fabricar smartphones sin marcos, lo que hace que el sensor dactilar debajo del display adquiera aún más sentido práctico (y estético). En 2018 saldremos de dudas.