A pesar de que no hablemos sobre ello, Google suele unir las actualizaciones para los distintos sistemas operativos, no es la misma versión revisión pero, es la equivalente. En esta ocasión nos toca hablar de Android Wear.

Hoy comienzan a actualizar los Google Pixel y los Nexus supervivientes a Android 8.1. La actualización para Android Wear ha estado en beta desde hace unos meses y por fin llega a los usuarios de Android Wear. Esta actualización está llegando de manera inalámbrica a determinados relojes. La OTA está llegando a algunos modelos aunque obviamente no todos los del mercado la recibirán.

Mismo estilo con leves mejoras

Una de las quejas más habituales de Android Wear es la pérdida de atención por parte de la compañía de Mountain View. En esta actualización no hay cambios en su apariencia ni usabilidad, solo algunas leves mejoras.La actualización a Android 8.0 Oreo llega a los relojes con Android Wear

También hay funciones añadidas como bloquear el encendido de la pantalla con un toque, algo muy necesario en determinadas situaciones. Por otro lado, podremos configurar la forma en la que vibrará el móvil, de manera breve, doble o prolongada, para adaptarlo a nuestros gustos.Android Oreo comienza a llegar a los dispositivos con Android Wear 1

Un cambio interesante es el ahorro de batería y es que ya es posible activar el mismo sin necesidad de que el reloj se esté quedando sin batería. Este modo desactiva la vibración, los servicios de localización, el WiFi, los datos móviles, el modo activo de pantalla y las actualizaciones de las apps.

El LG Watch Sport es el primero de los smartwatches con Android Wear que está recibiendo la actualización y habrá que ver si se tarda mucho en recibir la nueva versión en otros relojes.