Sabíamos que pronto llegaría la primera actualización de Android Oreo. La última versión de Android está pasando los test de los fabricantes y, desde Google ya están trabajando en una nueva actualización. Como viene siendo habitual, los primeros a actualizar serán los dispositivos Pixel de Google que ya están empezando a recibir la actualización.

Las novedades de Android 8.1

Si hoy no disponéis de las actualizaciones debéis esperar a que os llegue, será durante los próximos días en caso de que tengáis un Google Pixel. Como podéis suponer, Android 8.1 incorpora pocas novedades, estás llegarán en futuras actualizaciones más generales.

Uno de los fallos más comentados durante los últimos días ha sido el problema con los emojis de Google. El diseño erróneo de una hamburguesa fue un tema muy polémico en el país donde nació esa comida. Además, su cerveza antigravitatoria, donde la espuma flotaba sobre la cerveza, también suscito ciertas criticas.

El problema de Google

Además, se incorporan ajustes rápidos con mayor transparencia pudiendo ver el fondo de pantalla que tengamos puesto. Por el contrario, los botones de navegación ahora se oscurecen tras dejar de usarlos durante algunos segundos. Esto es muy útil en caso de ver fotos o videos.

Ahora podremos ver la batería de nuestros dispositivos bluetooth que estén conectados a nuestro smartphone y se podrá ver desde los ajustes rápidos. Un añadido muy interesante que reducirá el número de apps que necesitamos.

A pesar de ser cambios sencillos, son muy interesantes en algunos ámbitos. Se agradece que se vayan puliendo ciertos fallos puntuales que han podido surgir con Android Oreo. Ahora, para los terminales que no sean Pixel habrá que esperar.