Desde hace unos años, Samsung dispone de sus propios procesadores, Exynos. Estos se habían limitado al territorio nacional de la compañía, es decir, Corea del Sur. Con la llegada del S6, y con el desastre del Qualcomm Snapdragon 810, decidió empezar a utilizar los suyos, aunque inicialmente pudieran no llegar a la potencia del homonimo de Qualcomm.

Con el S7 ya empezaron a cambiar los papeles de las compañías y Samsung aumentó mucho la capacidad de su terminal, aunque empezaron a utilizar el Snapdragon 820 para el territorio Americano por las redes de compañías como Verizon. La estrategia continua, y ahora acaban de presentar el primer Exynos de la serie 9 cuyo nombre empieza con ese número, el 9810.

Nuevo Exynos para 2018

Exynos

Este nuevo procesador será el que utilice el próximo terminal de Samsung de gama alta, el futuro Samsung Galaxy S9. Si bien es cierto que Samsung acaba de dar a conocer la existencia de este terminal, no será hasta el CES 2018 que podamos conocer todos los detalles de este nuevo procesador. Lo que si esperamos es, como no puede ser de otra forma, que sea mejor que el de este año.

«El Exynos serie 9 9810 es el último procesador de gama alta de Samsung, con la 3º generación de núcleos de CPU personalizados, GPU mejorada y model LTE de 1 gigabit con el soporte de 6CA. Además, es la segunda generación en usar la tecnología de 10 nm».

El soporte de 6CA que tiene este nuevo procesador permitirá que la velocidad de descarga a la que pueda llegar este procesador sera de 1.2 Gbps. Para poder obtener esta velocidad correctamente, las operadoras tendrán que adaptar sus redes, como hizo Vodafone con el 4.5G hace unos meses.

Este tipo de noticias nunca dejarán de sorprender con la capacidad de evolución que tiene la tecnología en tan poco tiempo. Además, no falta demasiado para llegar al famoso 5G que las compañías anhelan desde hace años. ¿Qué os parece este anuncio de Samsung? ¿Qué esperáis de este nuevo procesador?