Parece que presentar un nuevo smartphone es un deporte de riesgo. Samsung fue consciente de ello el año pasado con el Galaxy Note 7. Este año hemos visto algunos problemas con el iPhone 8 y el siguiente afectado es el Google Pixel XL 2.

El Google Pixel XL 2 en apuros por su pantalla

Ya hemos comentado en muchas ocasiones que la pantalla es el principal elemento de diseño de los smartphones actuales. Por eso estos deben impresionar con una pantalla que enamore a los usuarios, con márgenes mínimos, curvatura y otras técnicas.

Desde hace un tiempo, y con el fin de conseguir un diseño más contenido se incorporaron los botones virtuales. Estos botones se encuentran dentro de la pantalla y buscan reducir el tamaño del terminal. El problema que sucede es que si no se realiza bien puede desembocar en problemas.

El Google Pixel XL 2 está sufriendo problemas de pantallas quemadas. El uso de la tecnología OLED para la pantalla requiere que los objetos no permanezcan de manera constante en la pantalla. Por ejemplo, Samsung mueve el botón de inicio unos milímetros para evitar ese problema. Este problema no debería suceder a los pocos días de uso del terminal pero, los informes de la gente indican que este problema sucede tras una semana de uso.

Desde Google han indicado que están estudiando el problema. Mientras, los usuarios siguen padeciendo estos problemas y el smartphone de Google está preparado para su lanzamiento internacional. Una situación que podría agravarse ante múltiples casos en diferentes países.