Desde que los asistentes virtuales modernos hicieron su aparición en los smartphones, empezaron a abrirse nuevas posibilidades de interacción con nuestro móvil: acceder a llamadas solo con la voz, programar alarmas sin tocar la pantalla, o anotar citas en la agenda de manera rápida y sencilla.

Sin embargo, parece que el verdadero potencial de estos asistentes podría explotarse en la interacción con nuestros vehículos. Las empresas Apple y Google han dado buena cuenta de ello, e incorporan su tecnología Apple CarPlay y Google Android Auto para facilitarnos la conducción. Recientemente, y como no podía ser de otra manera, el gigante Amazon quiere su trozo de pastel, e incorporará su asistente virtual Alexa en los vehículos BMW y Mini a partir de 2018.

Siri, Android Auto y ahora Alexa

En una nota de prensa, ambas compañías anuncian que Amazon Alexa estará disponible en los modelos de BMW y Mini de la segunda mitad de 2018. Entre sus funciones, destacan la posibilidad de hacer llamadas, reproducir música, obtener direcciones, consultar las noticias, etc. Además la interfaz será presentada como «tarjetas» de información en la pantalla del salpicadero, muy adecuadas para consultar el tiempo meteorológico o la lista de tareas pendientes.

BMW incorporará el asistente virtual Alexa en sus vehículos 1

Según Ned Curic, vicepresidente de Amazon Automotive: «estamos emocionados de poder trabajar con BMW e introducir la experiencia del asistente de voz Alexa a los conductores. La voz es una parte muy importante del futuro tecnológico, especialmente en los coches. Usarla para disfrutar del contenido e interactuar con él convierten la experiencia de conducir en algo superior. No podemos esperar a que nuestros clientes experimenten Alexa en sus vehículos BMW».

Con este paso, la guerra por los asistentes virtuales en los vehículos se estrecha. Solo falta por conocer si Microsoft dará el paso también con su asistente Cortana, que tan buenos resultados está dando en Windows 10 de escritorio.