Por mucho que lo repitamos hay gente que no termina de entender que nada en esta vida es gratis, y que cuando una compañía nos ofrece algo sin tener que pagar por ello es porque el producto somos nosotros. Y si no que se lo digan a Facebook.

Muchos son los que piensan que compañías como Facebook o Google son unas hermanitas de la caridad por ofrecernos servicios tan imprescindibles a día de hoy como el buscador de los de Mountain View o la red social de Mark Zuckerberg, y lo que no saben es que mientras nosotros usamos dichos servicios estamos regalando prácticamente toda nuestra información personal. Una información que posteriormente dichas compañías utilizan para mostrarnos publicidad a nuestra medida.

Recopilando y usando nuestra información con fines publicitarios

No obstante, parece que a Facebook le ha salido mal la jugada en España, donde la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha impuesto una multa a la compañía de Mark Zuckerberg de 1,2 millones de euros por vulnerar la normativa sobre protección de datos personales de los usuarios de la red social.

La privacidad no contempla el terrorismo

Según la AEPD, Facebook recopila, almacena y utiliza la información recopilada de los usuarios con fines publicitarios sin la autorización previa de los usuarios. Esta información recopilada y utilizada incluiría datos especialmente protegidos como la ideología, el sexto, las creencias religiosas, los gustos personales o la información relacionada con nuestra navegación.

Estos datos, siempre según indica la AEPD, estaban siendo recogidos por la red social sin el consentimiento expreso de los usuarios, una infracción muy grave según la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal.

Recogiendo información desde webs de terceros

Y aquí no termina todo, ya que según afirma la AEPD, Facebook estaría recogiendo información mediante el uso de cookies cuando navegamos por otras webs diferentes a Facebook pero que sí cuentan con el botón de «Me gusta». Algo que ocurriría incluso en el caso de no haber iniciado sesión en nuestra cuenta de Facebook.

Chica mirando el ordenador con facebook de fondo

La tercera infracción por la que la AEPD ha multado a Facebook hace referencia a la eliminación de la información cuando un usuario solicita explícitamente eliminar su perfil de la red social y borrar toda su información. Un proceso que no se lleva a cabo conforme a las exigencias de la LOPD, ya que la compañía almacena los datos obtenidos mediante las cookies hasta 17 meses después de que la cuenta fuese eliminada.

Facebook recurrirá la sanción

Por su parte, Facebook asegura que la compañía discrepa con el fallo de la AEPD y que por tanto recurrirán la sanción. Según la compañía fundada por Mark Zuckerberg, esta no emplea la información obtenida para mostrar información específica y son los usuarios los que deciden qué información añaden a su perfil y quieren compartir.