No cabe duda que Internet es uno de los mejores inventos de los últimos tiempos que ha impulsado el progreso en todos los campos de nuestras vidas. Pero para algunas personas se puede convertir en un submundo oscuro que acaba siendo una vía de escape para otros problemas. Y les atrapa.

La adicción a internet, extrapolable a las nuevas tecnologías, ya es tratada como una más las asociaciones que luchan contra las adicciones de otro tipo; como el alcohol, las drogas o el juego.

En un país como China con tantísimos millones de habitantes -se estima que allí habitan 1.369.811.000 de personas- y un modo de vida muy diferente a otros países más sociales, el porcentaje se dispara.

Los alumnos en disposición militar en el campamento contra la adicción a Internet

Por este motivo han crecido como la espuma los campamentos que luchan contra la adicción a internet y a videojuegos. Estas instituciones, públicas y privadas, buscan eliminar la adicción con una férrea disciplina que en ocasiones termina con la resistencia psíquica y física de los «cadetes».

El entrenamiento militar y las dudosas prácticas psicológicas son la última esperanza para miles de padres que se ven desbordados por la adicción de sus retoños. Este ha sido el caso de Anhui Liu, la madre del joven fallecido en uno de estos boot camp y que han abierto el debate sobre si estos lugares son campamentos de desintoxicación o de tortura.

Los joven pasan todo tipo de pruebas, como el monitoreo de sus ondas cerebrales

Las causas de la muerte del adolescente de 18 años todavía se desconocen, aunque según ha declarado la madre a un medio local: el cuerpo de mi hijo está cubierto completamente de cicatrices, desde la cabeza hasta los pies. El menor ha muerto tan solo 48 horas después de que la madre lo enviara al centro.

Los padres también han recalcado que, a parte de las heridas externas, los médicos les han informado de la existencia de lesiones internas. La cadena de televisión CCTV ha anunciado la detención del director del centro y de cuatro trabajadores mientras se realizan las investigaciones oportunas.