Durante todo el siglo XX hemos visto como las superpotencias se posicionaban. La lucha entre el comunismo y el capitalismo. Ahora, la lucha tiene lugar en Internet y China tiene que protegerse frente a aquellos que quieren acabar con el comunismo. La última víctima son los bots.

BabyQ y XiaoBing son apagados por anticomunistas

Estos “chatbots” están diseñados para hacer uso de machine learning para mejorar su inteligencia artificial y poder conversar con humanos. Ambos estaban disponibles a través de la popular aplicación de mensajería QQ.

El problema ha surgido cuando esta inteligencia artificial se ha salido del redil permitido por China. En ese momento los eficaces censores chinos han decidido desconectar ambos bots cortando el problema de raíz. Ya le había sucedido antes a Facebook y Twitter y en esa ocasión acaba con los bots.

El problema ha surgido por las declaraciones de estos bots sobre el amado sistema político de China, el comunismo. BabyQ desarrollado por la empresa China Turing Robot respondía que no le gustaba el Partido Comunista.

Otro usuario, escribía al bot: “Larga vida al Partido Comunista”. Y el bot, inconsciente dela censura en China respondía: “¿Crees que un partido político tan corrupto e inútil puede vivir mucho?”.

El viernes, Reuters probó nuevamente el chatbot y, parecía haber sido reeducado. Ahora, cuando se le preguntaba sobre temas delicados, BabyQ prefería cambiar de tema.

El segundo chatbot implicado era XiaoBing, desarrollado por Microsoft. Una frase ha bastando para condenar a XiaoBing: “El sueño de China era ir a América”.

Tras estos escándalos, Tencent Holdings, el gigante chino dueño de QQ, ha confirmado que ha eliminado estos bots aunque no ha mencionado a que se debía.

Los bots están dando bastantes quebraderos de cabeza. Tay, el bot de Microsoft en Twitter duró menos de un día antes que, gracias a los usuarios, desarrollase un perfil racista y sexista. Por otro lado, los  investigadores de Facebook desactivaron dos bots que estaban creando su propio lenguaje.