En los últimos años, Lenovo se ha encontrado con un gran galimatías en cuanto a software en su división de smartphones. Con distintas gamas de teléfonos, cada cual con su capa de personalización, como ocurría con ZUI en el caso de los Zuk, o con Vibe Pure UI en sus últimos terminales. Además, Motorola montaba Android stock en sus teléfonos, con gran acogida entre sus usuarios, mientras que ZUI era el gran «odiado» de la familia.

Finalmente, este caos llega a su fin y es que la empresa china ha comenzado a escuchar las opiniones de sus clientes, que preferían el minimalismo y la fluidez de Android stock en los Motorola frente a las capas de personalización en sus otros teléfonos. Por este motivo, Lenovo ha confirmado que todos sus futuros terminales saldrán con Android stock, comenzando por el próximo Lenovo K8 Note con Android 7.1.1.

En los últimos once meses hemos mirado lo que teníamos desde la perspectiva del software. Nos hemos acercado a nuestros clientes y hemos visto lo que pedían. Había una cierta tendencia y ahora hemos decidido deshacernos de Vibe Pure UI. Así que a partir de ahora los clientes tendrán el Android stock que nos han estado pidiendo.

Ya no habrá más Vibe UI y utilizaremos por completo Android stock en nuestros futuros teléfonos.

Anuj Sharma, director de marketing de Lenovo India

Mejorará el soporte de actualizaciones

En este sentido, Lenovo hará lo mismo que viene haciendo desde hace algún tiempo la española BQ. Ofrecerán en sus terminales la experiencia completa de Android stock, junto con unos pequeños añadidos como Dolby Atmos y TheaterMax, dos tecnologías que mejorarán el apartado multimedia del teléfono. Pero, aparte de eso, los dispositivos no verán ninguna personalización sobre el sistema operativo del teléfono.

Además, Anuj Sharma, indicaba en una entrevista a Gadgets 360 que esto hará que sea más sencilla la actualización de los terminales, por lo que podrán aumentar su tiempo de soporte actual. Por otro lado, cabe destacar la arriesgada apuesta de Lenovo en su país de origen, puesto que la recepción de Android stock en China no es demasiado buena.