Desde 1996 el mundo ha cambiado muchísimo, las nuevas tecnologías inundan cada rincón de nuestra vida y ya hemos sobrepasado todos los límites imaginables que la ciencia ficción esperaba para el comienzo del tercer milenio.

Pero ha habido algo que prácticamente sigue igual: el buscador de Google. Sin contar las decenas de servicios que la compañía norteamericana ha tenido, y tiene, en su cartera de negocio, la forma de su buscador ha sobrevivido impasible el paso de los años. Pero le queda poco.

Página principal actual del buscador de Google

La nueva versión estará disponible dentro de unas semanas y se distribuirá globalmente de manera gradual. Todavía no se han desvelado imágenes del nuevo Google pero se rumorea que tendrá un diseño parecido a las actuales aplicaciones del buscador en iOS y Android. Esto es, una especie de feed con todos “nuestros intereses” que considere Google relevantes. Desde la noticia tecnológica de última hora hasta la reunión que tenemos con nuestro jefe dentro de 45 minutos.

Así se ve Google en las aplicaciones para iOS y Android

Desconocemos cómo implementarán esta interfaz a base de tarjetas en un explorador web o si la gente se abrumará con tanta información en una de las páginas más sencillas y utilizadas en todo el mundo.

El propio vicepresidente de ingeniería de Google ha declarado lo siguiente explicando por qué el cambio venidero es importante: “Verás tarjetas relacionadas con deportes, noticias importantes, vídeos virales, nueva música, historias para leer y mucho más. Y ahora, tu feed no sólo estará basado en tus interacciones con Google, sino que además verás lo que es importante en tu área y en todo el mundo.”

iGoogle ataca de nuevo… ¿Tendrá el mismo resultado?

Es probable que muchos de vosotros recordéis a iGoogle, un intento fallido de la compañía que buscaba la personalización por parte del usuario para competir con grandes portales como Mi Yahoo!. Y fue la sencillez y rapidez de la página original del buscador la que terminó por imponerse (cerraron iGoogle en 2014, mucho tardaron).

Si la experiencia de usuario se ralentiza y comienza a ser algo engorrosa, quizás sea buen momento para que otros buscadores como DuckDuckGo terminen de despegar u otros como Bing que se consoliden como una alternativa sencilla pero funcional.