Desde hace muchos años, las consolas portátiles, como la GameBoy de Nintendo, se hicieron con el corazón de muchos jóvenes, siendo un objeto de deseo para jugar con sus amigos en cualquier sitio. A partir de 2007, llegaron los smartphones, época en la que encontrábamos la guerra PSP vs Nintendo DS.

Los juegos no paraban de salir para las diferentes consolas, los niños querían una portátil para jugar a Pokémon, Mario, Zelda en el caso de Nintendo, o God of War, Gran Turismo, Kingdom Hearts en el caso de Sony. Sin duda, veíamos un catalogo muy extenso con un gran apoyo de las desarrolladoras.

Con el tiempo, los móviles se hacían más y más potentes, las versiones de Android e iOS tenían cada vez más funciones y veías nuevos juegos en sus tiendas de aplicaciones, pero no alcanzaban el nivel de las portátiles, no de momento.

Nintendo 3DS y PlayStation Vita

A partir de 2011, llegó la nueva generación de consolas portátiles, la Nintendo 3DS en el caso de los creadores de Mario, y PlayStation Vita para Sony. Inicialmente ambas consolas tuvieron unas cifras de ventas muy malas, llegando a ser necesario que Nintendo rebajase el precio de su 3DS.

A partir de aqui, las ventas de 3DS iban en aumento, llegando a vender 65 millones de consolas para 2015. En cambio, Sony veía como su consola no remontaba fuera de Japón, quedando relegada a segundo plano y prácticamente abandonada.

Las consolas de Nintendo siempre han tenido un público claro, que sabe lo que quiere jugar y no espera encontrarse juegos con una alta calidad gráfica como puede ser la saga Halo, Uncharted, o cualquiera de las consolas de sobremesa o PC. Cuando te compras una 3DS sabes que quieres jugar a Mario Party, New Super Mario Bros, Pokémon Sol/Luna o el futuro Ultrasol/Ultraluna.

En cambio, cuando vemos un smartphone a día de hoy, encontramos mucha más variedad, tal vez no sean los mejores juegos del mercado, pero si vemos como la calidad gráfica ha mejorado mucho, y la variedad de catálogo disponible es mucho mayor que hace unos años. Además, la resolución y potencia de los smartphones no deja de crecer, y es más fácil mover estos juegos sin problemas.

Gran Variedad de los móviles

Uno de los puntos a favor de los smartphones es la gran variedad de juegos que ofrece. Nos podemos encontrar emuladores de las consolas de hace más de una década, donde poder jugar a sus juegos sin ningún problema, o podemos encontrarnos juegos actuales con gran variedad de posibilidades, como puede ocurrir con el FIFA de móviles.

Además, hay un factor clave para la utilización de los móviles para jugar respecto a una consola portátil, el precio. Es muy común encontrarse muchos juegos gratuitos en la PlayStore/AppStore. Esto beneficia la posibilidad de que el juego se viralice, como ocurre con los de Supercell (Crash Royale o el nuevo Bralw Stars).

Solo una compañía confía en las portátiles, Nintendo

Desde el fracaso de PS Vita, solo Nintendo ha seguido confiando en la posibilidad de las portátiles en un mercado actual. Una de las ventajas de los japoneses con estas consolas es el apoyo de juegos para las mismas. Con la salida de 3DS, el catálogo fue creciendo rápidamente, con nuevos juegos de distintas desarrolladoras, lo que permitía tener la seguridad de que la compra iba a ser rentable.

En marzo de este año salió a la venta la Switch, la nueva consola de Nintendo que puede adoptar un modo sobremesa y conectarse a un televisor, o usarse como portatil, con unos resultados de ventas iniciales superiores a los de la Wii. Esto da una esperanza para todo aquel que confíe en la posibilidad de llevarte una consola allá donde quieras.

Zelda Breath of the Wild en la consola

El catálogo de esta nueva consola no es muy extenso ahora mismo, pero los nuevos lanzamientos que se producirán a lo largo del año y la promesa de ver resultados de terceros en 2018, hacen tener esperanza sobre el futuro de las portátiles. Además, Nintendo asegura no abandonar la 3DS y asegurar su vida, lo que mantendría dos portátiles de Nintendo en el mercado.

Level5 publica antes en móvil que en 3DS

Level5 es una desarrolladora japonesa que ha publicado una gran variedad de juegos para DS, entre los que destaca la saga Inazuma Eleven, Yokai Watch y la saga del Profesor Layton. Hace poco decidieron continuar con la saga del profesor Layton, utilizando a su hija Katrielle Layton en una nueva aventura, publicandose en iOS, Android y 3DS.

El 20 de julio de 2017 ha salido este juego nuevo para los móviles, con un precio de 17,99€. Con la posibilidad de jugar sin conexión, con diferentes idiomas y la oportunidad de recibir puzles diarios, va a ser difícil que la versión de 3DS, que no sale de las fronteras de Japón hasta octubre de este mismo año, haga que la gente compre el juego respecto a la edición de móviles.

Nintendo publica también para móviles, aunque no abandone la portátil

Una muestra del interés de la sociedad en los móviles es como la propia Nintendo ha decidido publicar juegos en smartphones, de las sagas famosas de sus portátiles, permitiendo jugar con Mario, el aldeano de Animal Crossing, o los personajes de Fire Emblem. 

La perdida de interés de algunos desarrolladores, la muestra de que la propia Nintendo publique juegos en móviles, y la salida de la Switch como nueva consola de Nintendo, son indicios de que la Nintendo 3DS, consola portátil por excelencia de Nintendo, ha perdido gran parte de la fuerza y sea necesario un plus para que vuelva a ser lo que era.

Quizás, el movimiento más lógico para Nintendo sería matar la Nintendo 3DS, continuar únicamente con la Switch, potenciando su catálogo para que sea una buena alternativa para aquellos que quieran una consola, y mejorar su catálogo en móviles, donde van a llegar a un mayor público de diferentes generaciones que quieren recordar los personajes de su infancia sin gastarse más de 200€ por un juego. Y tu, ¿Qué piensas sobre el futuro de la 3DS? ¿Y de las consolas portátiles en general?