Cada vez que Juego de Tronos está de estreno se produce un parón a todos los niveles en el mundo. Quizás puedes estar en Twitter comentando como se sucede la lucha, o pidiendo un pizza para paliar la angustia, pero lo que, seguramente, no estés haciendo sea viendo porno.

Las estadísticas del sitio web de contenido para adultos PornHub son otro clásico de los grandes acontecimientos. Y esta ocasión no iba a ser menos. El pasado domingo, día del estreno de la séptima temporada de Juego de Trono, el tráfico en su web pegó un bajón notable.

Según los registros proporcionados por la propia página web, el tráfico general de la página cayó un 4.5% durante la emisión del capítulo y la media hora inmediatamente anterior y posterior al mismo.

El efecto Juego de Tronos en la web pornográfica PornHub

Pero un 4.5% puede no parecer mucho, hasta que te das cuenta que equivalen a 10 millones de seres humanos que dejaron su rutina de lado para ver lo nuevo de Juego de Tronos. Una muy esclarecedora si tenemos en cuenta que solo en Estados Unidos 16 millones de personas siguieron en directo la emisión del primer capítulo de la nueva temporada.

Pero los hábitos, al final, siempre mandan y después del capítulo se notó un rebote. Concretamente un 1% respecto a la cifra de antes del comienzo de la emisión. Chris Jackson, uno de los responsables de PornHub, declaró que la caída es aun más significativa si tenemos en cuenta que los domingos por la noche son uno de los momentos con mayor tráfico en su web de vídeos.