Qualcomm es una de las empresas que nos puede servir para medir la salud del sector tecnológico. Su pugna con Apple también está siendo seguida con lupa por analistas de todo el mundo y es que la situación se puede tornar delicada si Apple se planta delante de tu escritorio con una demanda.

A todo ello, el fabricante de chips cayó ayer un 2.3% en la bolsa estadounidense combinándose con el anuncio de una fuerte caída en los beneficios del tercer trimestre fiscal de la compañía, ya que Qualcomm esperaba recibir suculentas regalías por parte de las contratas de la marca de la manzana.

Apple (y otras compañías) demandó a Qualcomm a principios de este 2017, acusándolo de incluir un sobreprecio en los chips. Los de Cupertino ordenaron entonces a sus fabricantes que retuvieran los pagos de licencias hasta que la disputa jurídica terminase.

Las previsiones de Qualcomm consistían en un beneficio ajustado de entre 75 y 85 centavos por acción y unos ingresos que irían entre 5.400 y 6.200 millones de dólares para este trimestre. La propia compañía comentó que esa previsión ya excluía los pagos que el fabricante de Apple tenia retenido a la espera de la resolución judicial. Por otra parte, los analistas externos esperaban un beneficio por acción de 90 centavos y unos ingresos de 5.480 millones de dólares.

La realidad de Qualcomm

Los ingresos netos atribuibles a la compañía cayeron a 866 millones de dólares, o lo que es lo mismo, a 58 centavos por acción. El mismo trimestre del año anterior cosechaba 1440 millones de dólares equivalentes a 97 centavos por acción.Los ingresos han caído un 11.1% hasta los 5.400 millones de dólares. Se cumple entonces el peor escenario que la compañía habría previsto, habrá que estar atentos a los meses venideros y a la resolución de la demanda de Apple, que puede ser un balón de oxígeno para Qualcomm o un quebradero de cabeza.