La compañía californiana está sufriendo con los cambios de tendencia. Los procesadores ARM cada vez tienen más relevancia y no ha sabido, o no ha querido, entrar a competir. Tras la baja aceptación de sus procesadores en smartphones, intentó lo propio en el área de los wearables y, todavía no ha seducido a los fabricantes.

Intel podría haber abandonado su división wearables

Hace un año TechCrunch indicaba que Intel iba a abandonar el área de los wearables y el gigante californiano se apresuro a negarlo. Ahora llegan nuevas informaciones de la CNBC indicando que la compañía ha abandonado esta división. Según esta publicación, Intel ha acabado con el área que trabajaba con smartwatches y smartbands hace dos semanas. El área de Nuevas Tecnologías se ha enfocado ahora en el área de realidad aumentada.

El futuro de Intel

En caso de confirmarse esta noticia sería la segunda área que Intel cancela este año tras el área de competidores de Raspberry Pi en junio. Según la información de CNBC, el gigante de Santa Clara habría despedido al 80% de los empleados en noviembre de 2016 dejando la división bajo mínimos. La mayor parte de los trabajadores de esta división habían llegado desde Basis, un fabricante de wearables que adquirió Intel en 2014 por 100 millones de dólares.

De momento desconocemos si esta información sera cierta aunque, podríamos conocer más detalles cuando Intel nos informe de sus cuentas trimestrales. La compañía californiana ya ha indicado que informará al respecto el día 27 de julio.