El culebrón entre Google y la Unión Europea parece que está bastante lejos de resolverse. Si las cosas para los californianos no pintaban bien, hoy han recibido otro disgusto más, y es que la Unión Europea está estudiando multar de nuevo a la tecnológica por su sistema operativo móvil Android.

Hace apenas una semana, concretamente el día 27 de junio, conocimos la multa récord que el organismo europeo imponía a Alphabet (anteriormente Google) por competencia desleal. Pero en esta ocasión no es el buscador el que está bajo la lupa, sino su sistema operativo estrella, instalado en smartphone y tablets, principalmente.

Google vuelve a estar en la diana de la Unión Europea

El grupo de organismos reguladores que estudiaban si Alphabet estaba rompiendo la normativa de competencia de la Unión Europea ha convocado a un grupo de expertos que evaluarán el caso del gigante tecnológico.

Concretamente, el delito estaría relacionado con la obligatoriedad de la instalación de la búsqueda de Google y Google Chrome en los dispositivos de los fabricantes como condición para obtener el resto de los servicios proporcionados por la compañía. Según la Comisión, este hecho iría en contra de la normativa europea sobre competencia desleal, pues perjudica a los fabricantes de dispositivos.

También se está investigando si Google pagaba a estos fabricantes para que pusieran en exclusiva su propio buscador.

¿Qué es lo próximo?

El panel de expertos, normalmente, es el paso previo antes de multar a un organismo o empresa y se conoce de manera coloquial como “los abogados del diablo”, por lo delicado de su trabajo. Suele estar compuesto por tres o cuatro expertos en la materia los cuales evalúan las conclusiones ya tomadas por la UE, desde una perspectiva diferente, ya que no han estado expuestos en el caso.