Las grandes empresas generan unas cantidades ingentes de dinero, lo que hace que los impuestos que tienen que pagar sean también grandes. Por ello, intentan pagar lo menos posible, como en el caso de la Unión Europea, teniendo la sede en el país con los impuestos más pequeños.

El año pasado, la Unión Europea denunció a Apple por las tácticas realizadas en Irlanda para conseguir que su factura fiscal sea casi cero durante decenas de años. Apple, intentando apelar esto, llevó el caso al tribunal de Luxemburgo en el mes de diciembre, ya que siempre han asegurado cumplir con la normativa y pagar los impuestos del pais.

Donald Trump defiende a Apple

“Puedo confirmar que Estados Unidos presentó una solicitud ante el Tribunal General de la Unión Europea para intervenir en el caso de la aplicación retroactiva de las normas sobre ayudas estatales a Apple”, ha dicho una fuente anónima. Así, el gobierno controlado por Donald Trump, quiere evitar la multa a los de Cupertino de 13000 millones de euros.

Esta es una medida sorprendente después de que, durante la campaña electoral, Donald Trump amenazase con obligar a Apple a fabricar sus terminales en Estados Unidos y favorecer la industria Americana. Habrá que ver si esto tiene alguna efectividad, sobre todo por ver si la relación entre Apple y Donald Trump cambia y deja de tener ataques entre ambos. ¿Qué pensáis de esta decisión del gobierno Americano?