Desde la salida de los teléfonos con lector de huellas incorporado, con el iPhone 5s, se ha soñado con no tener que utilizar un botón físico dedicado a este. En el último año los rumores sobre un lector de huellas bajo la pantalla, que funcione únicamente con tocar la pantalla, han ido creciendo.

La solución parece haberla encontrado Qualcomm

Con las últimas iteraciones de los smartphones de gama alta, ha habido rumores de que usarían un sensor de huellas bajo la pantalla, pero al final no ocurre por “problemas con la tecnología”. Qualcomm parece haber encontrado la solución al problema, y por eso ha presentado la tecnología, comentando que la disponibilidad será a partir del verano de 2018.

Sensor de huellas

Según Qualcomm, esta nueva tecnología no está pensada solamente para colocarla bajo la pantalla, donde va dirigida a los teléfonos Premium del año que viene en pantallas, si no que también se buscar colocarlo en cualquier parte del teléfono. Qualcomm pone de ejemplo la parte trasera para la gama alta, ya sea cristal o aluminio, por lo que no limitaría a los fabricantes, y debajo del cristal (como son los marcos delanteros) para la gama media y baja.

Funcionará por ultrasonidos

Esto es posible gracias al uso de ultrasonidos que reconocerán la huella. Otro de los usos posibles con esta tecnología es el sensor de ritmo cardíaco, que podría ir junto al lector de huellas gracias al uso de los ultrasonidos. Lo más interesante puede ser el uso del lector de huellas con el dedo mojado o en el agua.

Este sensor, según ha asegurado Qualcomm, se empezará a utilizar en dos etapas diferentes. A comienzos de año, los fabricantes podrán incluir esta novedad en la parte trasera del terminal ya sea metálico o de cristal. Será a partir de verano de 2018 cuando podremos ver los primeros dispositivos con el sensor de huellas incluido en la propia pantalla, pudiendo reducir los marcos del teléfono sin generar polémica por la posición del lector (como ha ocurrido con el S8). ¿Qué pensáis de este anuncio?