Hoy en día la masificación en internet ha permitido agilizar multitud de procesos desde la comodidad de nuestro hogar, especialmente aquellos relacionados con gestiones burocráticas, pagos a distancia, control de cuentas bancarias, inscripciones en cursos, etc. Sin embargo, este enorme avance que nos ha permitido disfrutar de una comodidad otrora imposible no hace muchos años, también ha supuesto un problema en lo que a protección de datos se refiere.

Tráfico de datos en tiendas Apple de China

Hace poco se ha conocido la noticia de la detención de 22 empleados de tiendas Apple y resellers de la marca acusados de traficar con datos de clientes. Estos individuos son sospechosos de obtener información de estos a través de los sistemas de Apple, para posteriormente venderlos. Esta red de informacion forma parte de una gran estafa que ha llegado a facturar cerca de 6,5 millones de euros aproximadamente.

Los empleados llegaron a facturar entre 1,3 y 23,6 euros por venta. La policía de Zhejiang ha declarado que los sospechosos obtuvieron datos como ID´s de Apple, números de teléfono y nombres a través de los iPhones de los clientes.

Ley de Ciberseguridad China y Ley de Protección de Datos Española

Esta noticia ha salido a la luz una semana después de que se pusiera en práctica la primera ley de ciberseguridad en China, cuyo objetivo principal es obligar a las empresas tecnológicas que operan en el país asiático a que protegan los datos de los ciudadanos.

En España este tipo de protección de información personal estaría amparada por la LOPD, o Ley Orgánica de Protección de Datos, la cual garantiza el derecho a la intimidad, honor y libertades públicas fundamentales con sanciones muy elevadas, como es el caso de la cesión de datos sin consentimiento (que estarían relacionados con este artículo), castigada con hasta 600.000 euros.