Aunque hemos de reconocer que Android ha mejorado en los últimos años de forma considerable su rendimiento en los smartphones de bajas prestaciones, a la compañía de Mountain View aún le queda un largo camino por recorrer, y ahora, después del fracaso de Android One, la compañía vuelve a intentarlo con Android Go.

Google no se rinde

De esta manera, este 2017 veremos la llegada del nuevo intento de la compañía por ofrecer en las gamas bajas una buena experiencia de uso. Este Android One, como desde la propia Google se han encargado de asegurar, será un sistema operativo basado en Android O, el cual se encuentra actualmente en desarrollo.

Android Go, la nueva apuesta por la gama baja

Con esto, la compañía buscaría que todas las mejoras de rendimiento y estabilidad incluidas en Android O estén también presentes también en su versión más ligera. En Android One, como en todas las versiones del sistema operativo de Google, encontraremos aplicaciones preinstaladas, aunque en esta ocasión serán aplicaciones adaptadas para consumir menos recursos y funcionar correctamente con conexiones de Internet de peor calidad.

Las versiones Lite serán la clave

El uso de aplicaciones ligeras empezará desde la Play Store y es que la propia tienda será la que en Android Go siempre nos recomiende las versiones lite, de manera que cuando busquemos las aplicaciones de Facebook, Messenger, o Skype siempre nos mostrará en primer lugar sus versiones lite.

Con Android Go el objetivo de Google es bastante claro, crear un producto capaz de ofrecer una buena experiencia en mercados emergentes, mercados en los que, además de las limitaciones de hardware, nos encontramos con conexiones a Internet muy alejadas de las disponibles en Europa y América.