Si bien en los últimos años hemos estado ante una AMD un tanto dormida, sin sacar nada verdaderamente atractivo, dependiendo en lo económico prácticamente de sus ventas en consolas, con Ryzen la compañía californiana ha conseguido hacer bastante ruido, presentando un producto que en sus primeras pruebas mejora tanto en rendimiento como en precio a sus homólogos de Intel.

Así, la compañía ha sido capaz de ocupar los titulares de prácticamente todos los medios tecnológicos al hacer que sus procesadores de 8 núcleos rompan la barrera de los 350 euros. Y es que el menor de los Ryzen 7, el Ryzen 7 1700, nos ofrece, con sus ocho núcleos y 16 hilos, una velocidad de reloj de 3,0 GHz, que sube hasta los 3,7 GHz en su modo turbo, por sólo 329 euros.

Intel prepara la artillería

Ahora Intel, sabedora de que AMD se prepara para dar guerra también en la gama alta de procesadores, con unos AMD Ryzen Whitehaven que con sus 16 núcleos y 32 hilos prometen dar mucho que hablar, ha decidido meter una marcha más y lanzar los Core i9, un nuevo nivel de procesadores que sería presentado en las próximas semanas y que contaría con cuatro versiones, las cuales ofrecerán desde 6 hasta 12 núcleos.

De esta manera, el procesador más ajustado de este nuevo nivel de procesadores de Intel sería el Core i9-7800X, que con sus 6 núcleos, 12 hilos y una memoria caché L2 de 8,25 MB ofrecerá una frecuencia de reloj de 3,5 GHz que llegará hasta los 4.0 GHz con el modo Turbo Clock 2.0. En el otro extremo estaría el Intel Core i9-7920X, un procesador del que si bien es cierto desconocemos su frecuencia de reloj, sí que sabemos que contará con 12 núcleos, 24 hilos y una memoria caché L3 de 16,5 MB.

Veremos si estos nuevos procesadores de Intel, además de asustar en lo referido a la potencia, también terminan asustándonos en lo que a precio se refiere. ¿Qué os parece la incorporación de este nuevo nivel de procesadores?