Por si todavía no lo sabéis, grandes empresas de toda España están siendo atacadas por un ransoware que ha secuestrado miles de ordenadores en compañías multinacionales como Telefónica.

Pero el ataque parece no haberse quedado solo en tierras españolas. Las últimas noticias que nos están llegando informan sobre un nuevo ataque esta vez en Reino Unido. Según The Guardian, el Servicio Nacional de Salud (SNS) británico está sufriendo un ataque a gran escala en este momento.

Todos los sistemas informáticos del SNS habrían sido atacados de manera simultánea por un virus que está causando problemas en la recepción de los pacientes que acuden al servicio de urgencia de esta red de hospitales públicos.

Según las declaraciones de los médicos, en las pantallas de los ordenadores ha aparecido un mensaje indicando que “los equipos están bajo control”. Presumiblemente de un grupo de delincuentes, y que “exigen a cambio de la liberación, una cierta cantidad de dinero”, que no ha trascendido.

Comunicado oficial del NHS sobre el ataque informático

El NHS (el Servicio Nacional de Salud, de sus siglas en inglés) británico ha publicado un comunicado aclarando algunas dudas básicas. Según sus palabras, aunque la investigación se encuentra en una fase temprana, la variante del malware que ha afectado a sus equipos es Wanna Decrytor (sería el mismo que ha infectado a Telefónica).

Por el momento no tienen información sobre si los atacantes han conseguido entrar en datos sensibles sobre los pacientes y aseguran que trabajarán codo a codo con las organizaciones si se confirmara esta mala noticia. El ataque parece no tener como objetivo específico al NHS y al parecer está afectando a otras organizaciones de otros sectores.