Tras el Qualcomm Snapdragon 835, el gama alta que montan algunos dispositivos como el Samsung Galaxy S8, es turno de renovación de la gama media de SoC de la empresa. Así, la firma estadounidense ha presentado hoy los nuevos Snapdragon 630 y 660, brindando a esta gama con características que hasta ahora eran exclusivas de la gama alta.

Mayor rendimiento y mejor conectividad

El nuevo Snapdragon 660 posee una CPU Kryo 260 con cuatro núcleos Cortex-A73 a 2,2 GHz y otros cuatro Cortex-A53 a 1,8 GHz. Será capaz de ofrecer hasta un 30% más de rendimiento en gráficos con respecto a la generación anterior, los Snapdragon 65X, gracias a la nueva GPU Adreno 512.

Qualcomm Snapdragon 660

Por otro lado, el sucesor del Snapdragon 626 podrá aumentar un 30% el rendimiento gráfico. Por ello, el Snapdragon 630 incorpora una GPU Adreno 508. También incrementará el rendimiento del procesador hasta un 10% con respecto al Snapdragon 625.

La conectividad mejora en estos dos nuevos SoC, ya que ambos obtienen el módem LTE de sus hermanos de gama alta, los Snapdragon 820 y 821. Así, serán capaces de ofrecer conexión LTE de categoría 12, permitiendo hasta 600 Mbps de descarga y 150 Mbps de subida.

Qualcomm Snapdragon 630

Otra de sus incorporaciones serán el Bluetooth 5, que permitirá duplicar la actual velocidad de transmisión a la vez que cuadruplicar el alcance de la señal. Entre sus nuevas capacidades destaca la posibilidad de poder emitir audio a dos auriculares a la vez. Quickcharge 4 también llega a estos dos nuevos SoC, hasta ahora exclusiva de los Snapdragon 835. Con esta cuarta versión podrá aumentar la velocidad de la carga hasta un 20% y un 30% para la eficiencia.

Cámaras duales para todos los bolsillos

Los nuevos Snapdragon 630 y 660 incluyen el ISP Qualcomm Spectra 160 de 14-bit, que soportará cámaras de hasta 24 Megapíxeles sin retardo alguno del obturador. Además, proporcionará un mejor zoom y autoenfoque al mismo tiempo que captura colores más vivos.

Si se optase por una configuración de cámara dual, el Snapdragon 630 y 660 soportarán 13 y 16 megapíxeles respectivamente. Con estos dos SoC podremos capturar y visualizar contenido 4K a 30 imágenes por segundo, con el plus de que el Snapdragon 660 podrá enviar imagen de esta resolución en una televisión a través de Displayport. La estabilización de vídeo y el comportamiento de la cámara en condiciones de poca luminosidad se ven mejoradas.

¿Qué os parecen estos nuevas soluciones de Qualcomm? ¿Deseáis tener un dispositivo con alguno de estos SoC?