La compañía surcoreana ya ha empezado a comercializar sus buques insignia móvil, los Samsung Galaxy S8 y S8+, dos dispositivos que destacan por tener una pantalla curva por los laterales. Hoy, según podemos saber a través de ETNews, Samsung ya está preparando la pantalla para sus próximos teléfonos, una pantalla que promete  ser curvos en los cuatro costados.

Un frontal sin marcos, en eso trabaja Samsung

El que es ahora el teléfono de gama alta de referencia, el Galaxy S8, cuenta con una pantalla curva por los dos laterales, lo que se traduce en un frontal con un 83% de pantalla, a consecuencia de reducir los marcos al mínimo en la parte superior e inferior. Con esta nueva pantalla, los próximos flagship de Samsung podrían alcanzar el 98% del ratio screen-to-body, lo que dejaría un terminal prácticamente sin marco alguno.

Pantalla curva concepto Samsung Galaxy

Para llegar a esto, los ingenieros de Samsung deben afrontar retos que irán surgiendo hasta que dicha pantalla pueda alcanzar la fiabilidad necesaria para entrar en producción. Entre ellos destaca la dificultad a la hora de laminarla, ya que las actuales técnicas de laminación no están preparadas para permitir que los toques de nuestros dedos sean registrados por el móvil en los cuatro costados.

Además, quedará por ver la resistencia de la misma, pues el hecho de que la pantalla sea curva por los cuatro laterales podría plantear algunas dudas en cuanto a su resistencia en las caídas. Por otro lado, Samsung estaría preparada para mostrar al mundo estas nuevas pantallas el próximo año.