Las pulseras cuantificadoras de Xiaomi han sido un éxito desde sus inicios, gracias a su buena relación calidad-precio y a la gran autonomía que ofrecen. En realidad estas pulseras provienen de Huami, una subsidiaria de Xiaomi, que, además de las famosas Mi Band, también oferta otras pulseras cuantificadoras y otros productos dedicados al fitness bajo el nombre Amazfit. A diferencia de los productos de Xiaomi, los productos de Amazfit se venden en bastantes mercados occidentales, incluídos los Estados Unidos.

Amazfit Health Band, más que un wearable deportivo

Hoy, Huami ha dado conocer su Amazfit Health Band en China, un nuevo wearable deportivo que pretende competir con los productos de Fitbit, como la Alta. Mientras que la gama Mi Band destaca por su bajo coste, el nuevo wearable de Amazfit cuesta 699 yuanes, o lo que es lo mismo, unos 100€ al cambio. La Amazfit Health Band estará disponible en Deep Black, Saphire Blue y Rose Gold. Además, cuenta con certificación IP67, debido a su resistencia a polvo y agua, y viene con una pulsera suave que no dañará la piel, con un ancho de 19 milímetros y un peso de 10 gramos.

El cuerpo del dispositivo es de aluminio, cubierto por acero inoxidable, y cuenta con una pantalla OLED de 0,42 pulgadas. La pulsera dar hasta 7 días autonomía con su batería de 95mAh, que tarda dos horas y media en cargarse completamente. Para cargarla, será necesario hacer uso de una plataforma magnética conectada a un cable USB.

Amazfit Health Band puede generar electrocardiogramas en tiempo real

La Amazfit Health Band se conectará mediante Bluetooth 4.0 a tu smartphone para sincronizar datos y mostrar notificaciones. Como característica diferenciadora, viene con un chip ECG incorporado que puede detectar arritmias en cualquier momento y lugar. Los datos se mostrarán en la pantalla del smartphone una vez que se sincronizen y luego será posible mostrar esos datos a un médico.

También puede detectar la variabilidad de la frecuencia cardíaca y notificar al usuario en tiempo real. Cabe mencionar que dispone de un sensor de aceleración triaxial y un sensor fotoeléctrico PPG para la monitorización continua de la frecuencia cardíaca y el sueño. Para adquirirla, será necesario esperar al 26 de abril, día en que sale al mercado en China.