Tras el fiasco que supuso el Samsung Galaxy Note 7 por el problema con sus baterías, el más reciente teléfono de gama alta de la firma surcoreana, el Galaxy S8 y S8+, presenta un problema en la pantalla a ciertos usuarios. No obstante, Samsung pondrá fin a este rápidamente, ya que lanzará una actualización que, según la compañía, para solventaría los problemas con los tintes rojos en las pantallas de sus smartphone.

Samsung opta por una actualización de software como medida

Desde Samsung aseguran que este fallo puede ser solucionado vía actualización de software, por lo que, con un parche se podrá dar solución a este problema y así lograr balancear los colores de la pantalla del terminal. Afortunadamente, sólo algunos usuarios están experimentando este problema.

Samsung Galaxy S8 pantalla roja

¿Bastará con una actualización de software?

En cambio, algunos expertos afirman que este problema está en el hardware del dispositivo por lo que no puede ser solucionado vía software, sino que Samsung debería sustituir estos terminales por otros sin dicho fallo.

En cualquier caso, habrá que esperar para ver si la actualización consigue poner fin al tono rojo de estos terminales o habrá que sustituirlos otros que no cuenten con este defecto. Inicialmente, los técnicos negaban la existencia del problema en la pantalla. Además, la compañía ha prometido que esta actualización saldrá la próxima semana a más tardar.