El ingenio de los hackers aumenta día a día,  a la par que las empresas al mejorar la seguridad de sus infraestructuras. Tanto es así que Mastercard, uno de los principales proveedores de tarjetas de crédito de todo el mundo, ha anunciado unas tarjetas de crédito y débito que funcionarán bajo la huella dactilar.

La seguridad como factor clave de la innovación en las tarjetas de crédito

La seguridad de las tarjetas tanto de crédito como de débito se ha basado hasta nuestros días en un código de seguridad de 4 cifras. El fabricante de tarjetas ha ideado este nuevo sistema que sustituirá al clásico PIN por un lector de nuestra huella dactilar. Con esto, la empresa busca aumentar la seguridad de los usuarios a la hora de realizar pagos con ellas.

Con estas nuevas tarjetas, los usuarios podrán hacer uso de ellas en los TPV (Terminal de Punto de Venta) autorizados en los que precisará el uso del lector de huella dactilar si la transacción supera los 20 euros. En caso contrario, la transacción se podrá realizar sin ninguna medida de seguridad. Están preparadas para usarlas en todos los TPV compatibles con contactless, es decir, acercando la tarjeta al terminal.

Mastercard Lector huellas

Dicho lector se encontrará en la esquina superior derecha de la tarjeta de crédito o débito. Además, el usuario podrá tener hasta dos huellas dactilares asociadas a la tarjeta, siendo siempre del propio titular. Para ello, la información de la huella se guardará en un chip que residirá en el interior de la tarjeta de crédito. Para asociar nuestra huella a la tarjeta de crédito será necesario acudir a una sucursal de nuestro banco.

Mastercard ha anunciado que estas nuevas tarjetas ya están siendo probadas en Sudáfrica, mientras que se espera su expansión al resto del mundo a finales del presente año. Aún así, también habrá que esperar un cierto lapso de tiempo hasta que nuestra entidad financiera esté preparada para hacer uso de ellas.