Desde la llegada del famoso Motorola Moto G a las tiendas de telefonía, allá por el año 2013, la empresa estadounidense regresó de las sombras para consolidarse como una de las mejores opciones dentro del segmento de la gama baja-media. Con una relación calidad-precio que muchos usuarios llevaban esperando en Android y unido a un sistema operativo sin capas de personalización, convirtieron a este modelo de hace ya cuatro años en un super-ventas.

Una fórmula que empieza a mostrar agotamiento

Más adelante, la firma norteamericana renovó modelo con el Moto G 2014, repitiendo éxito. Sin embargo, su iteración posterior, el Moto G 2015, mostró signos de un modelo de negocio ya difícil de mantener. ¿La razón? Muy simple: la competencia se había puesto las pilas.

A pesar de esta situación, terminales como el Moto E, situados un escalón por debajo de los modelos G, mostraron ser una muy buena opción para aquellos que buscaban sin muchas pretensiones un smartphone de gama baja. Gracias a unas filtraciones, la ahora subsidiaria de Lenovo parece tener lista una nueva gama de terminales de entrada en 2017: los Moto C y Moto C Plus.

Adiós Qualcomm, hola Mediatek

Hasta ahora los Motorola montaban CPU´s de la empresa norteamericana Qualcomm, los archiconocidos Snapdragon. Sin embargo, esta vez han colaborado con Mediatek para las tripas de sus nuevos terminales.

Pantalla5 pulgadas para ambos modelos, resolución FWVGA 854×480 píxeles (Moto C) / HD 720p (Moto C Plus)
ProcesadorMediatek Quad Core 32 bits a 1,3 Ghz (Moto C) / Mediatek Quad Core 64 bits a 1,1 Ghz (Moto C Plus)
Memoria RAM1 Gb (Moto C), 1 Gb / 2 Gb (Moto C Plus)
Almacenamiento8 / 16 Gb (Moto C), 16 Gb (Moto C Plus)
CámarasTrasera de 5 Mpxl con Flash LED y delantera de 2 Mpxl (Moto C) Trasera de 8 Mpxl con Flash LED y delantera de 2 Mpxl (Moto C Plus)
Batería2.350 mAh (Moto C) / 4.000 mAh (Moto C Plus)

Por ahora no se conocen precios. Teniendo en cuenta el segmento en el que se mueven estos teléfonos, no serán muy elevados. ¿Qué te parecen las especificaciones? ¿Crees que Lenovo ha acertado apostando por Mediatek?