Las empresas chinas siguen despuntando, las empresas occidentales han aprovechado el coste de fabricación en China para abaratar costes. Estas empresas sin embargo, aprovechan su potencial económico para seguir creciendo. Ahora, parece que Foxconn quiere aprovecharse de la mala situación de Toshiba para adquirir la rama de fabricación de memorias y procesadores de la empresa japonesa.

Foxconn quiere pasar a tener una mayor relevancia

La empresa taiwanesa es el mayor fabricante de dispositivos del mundo. Es el encargado de fabricar los productos de las grandes empresas tecnológicas como Apple, Google, Microsoft o Amazon. El año pasado demostró sus intenciones con la mayor adquisición de su historia, la compra de Sharp por casi seis mil millones de euros.

Esta compra fue la declaración de intenciones de Foxconn de ser algo más en el mercado. Con Sharp se aseguran el disponer de pantallas de primera calidad para la fabricación de dispositivos. Así, sería más fácil para Foxconn obtener beneficio no solo por la fabricación sino por los componentes.

El siguiente paso no es otro que el de los procesadores y las memorias. En la actualidad Toshiba no es un fabricante de gran importancia en procesadores. Intel, AMD y los fabricantes de chips de arquitectura ARM les han superado. Pero, hace unos años Toshiba consiguió incorporar su procesador en la Play Station 3 (En un trabajo conjunto con Sony). A dí­a de hoy, el negocio más importante de esta unidad de negocio son las memorias NAND y se utilizan en servidores y en equipos de consumo.

La venta se encuentra en una fase inicial y, por el momento Foxconn se encuentra en cabeza según parece. De momento ambas compañías se han negado a hacer declaraciones.

La situación de Toshiba es alarmante ya que hace un par de semanas tuvieron que declarar en bancarrota a Westinghouse en Estados Unidos, filial de los japoneses en el mercado americano. Así, ante esta situación Toshiba tiene que vender esta división para obtener liquidez y mantenerse con vida.

Las memorias NAND s principal negocioEl único punto de interés para Toshiba será el dinero, están interesados en conseguir obtener la mayor cantidad de dinero y la capacidad de cerrar el trato con rapidez ante las alarmantes deudas que tienen. Desde el gobierno japonés no quieren que ninguna empresa china se convierta en un elemento dominador del mercado ante el miedo al espionaje.

Foxconn no dispone de ninguna fabricación de memorias y no supondría un problema frente a las autoridades anticompetencia. Para Apple sería una buena noticia ya que sus equipos son ensamblados por Foxconn y utilizan memorias de Toshiba y quizás podría obtener un precio mejor.