Dentro del mundo del sector tecnológico, existen multitud de empresas que luchan entre sí por ofrecer su visión particular de los productos que comercializan. De sobras son conocidas las multinacionales LG, Sony, Apple, HTC… pero sin duda alguna, la que dispone de una diversidad envidiable en cuanto a desarrollo, investigación y ventas, es la surcoreana Samsung.

La empresa asiática abarca multitud de campos, incluidos el sector biotecnológico, comercial, de construcción e incluso sanitario. Sin embargo, su fama popular recae principalmente en la parte dedicada a la electrónica, puesto que están presentes en todo el mundo: electrodomésticos, teléfonos móviles, televisiones, aparatos de aire acondicionado, fotografía…

Una decisión que tampoco sorprende

Pocas empresas han sabido expandirse como lo ha hecho el gigante coreano, y sobretodo, vender como lo hacen ellos. Sin embargo, las tendencias del mercado están en constante cambio, y a raíz de la llegada del smartphone, el sector de las cámaras compactas se ha visto muy resentido en los últimos años. Hasta tal punto ha sido así, que Samsung ha anunciado que dejará de fabricarlas. Se rompe así un nicho de negocio que llevaba en la empresa desde 1997.

En su lugar, han dicho que prefieren centrarse en cámaras de dispositivos móviles y productos como la Samsung Gear 360. De esta manera, el modelo de compacta NX500, lanzado en marzo de 2015, se convierte en el último producto que la compañía vende en este sector. Este movimiento de los de Seúl no sorprende, y es que un responsable de la empresa ha sido claro al respecto:

“Samsung ha perdido competitividad en el segmento de entrada debido al robusto crecimiento de las cámaras de los smartphones”

“Incluso grandes nombres japoneses como Canon o Nikon, con más de 100 años a sus espaldas, están teniendo problemas en la alta gama. Samsung no parece tener otra opción que dejar el mercado”

De esta manera, el sector de la fotografía compacta se une al abandono del sector dedicado a los ordenadores hace unos meses. Y no parece que vaya a haber vuelta atrás. ¿Piensas que Samsung debería replantearse su estrategia? ¿ El mundo de las compactas está destinado a desaparecer?