Si hoy hablábamos de la descontinuación de Unity, el entorno en el que trabaja Ubuntu, Canonical también ha decidido poner fin al desarrollo de su sistema para teléfonos Ubuntu Phone. Este llegaba como un sistema que es capaz de funcionar como dispositivo móvil a la par que es capaz de ejecutar aplicaciones de Linux compiladas para ARM.

Este sistema estaba destinado para todo tipo de dispositivos, en los que el consumo y la movilidad son claves, como pueden ser los móviles y las tabletas. Los dispositivos con Ubuntu Phone contaban con la posibilidad de usar un Dock que se conecta a una pantalla, un teclado y un ratón para funcionar como un sistema de escritorio completo, de forma similar a la que trabaja el recién presentado Samsung DeX.

Ubuntu tablet BQ

Canonical se rinde en la batalla de los sistemas móviles

Ubuntu Phone ha sido un fracaso desde el principio, debido a la falta de apoyo por parte de fabricantes y usuarios, si bien hubo algunos fabricantes que lanzaron teléfonos y tabletas con este sistema operativo, como la firma española BQ o Meizu. En total, sólo 6 dispositivos se pusieron a la venta por parte de estas dos compañías, destacando el BQ Aquaris E5 Ubuntu Edition. Además, algunos dispositos con Android, como los Nexus de Google, tuvieron la posibilidad de instalar este sistema gracias a las herramientas facilitadas por Canonical y la comunidad.

Familia de dispositivos con Ubuntu Phone

La falta de aplicaciones ha sido también uno de los factores clave para este fracaso, ya que no es posible concebir hoy en día un sistema para consumo que no cuente con aplicaciones con tanta relevancia como WhatsApp o Instagram. Así, se evidencia el duopolio entre Android e iOS, ya que son los únicos sistemas que cuentan actualmente con relevancia en el mercado. Un duopolio que también se ha cobrado otras víctimas como BlackBerry OS y Firefox OS.