La convergencia entre dispositivos está a la orden del día, y así lo han demostrado empresas como Microsoft con herramientas como Continuum o el futuro Windows on ARM. Canonical, por su parte, abrazó esta idea con el entorno de escritorio Unity y con Ubuntu Phone. Hasta hoy, que tras el fracaso de Unity en el escritorio y el escaso apoyo en el entorno móvil, la firma británica ha decidido poner fin a estos dos proyectos.

Con origen en 2011, Ubuntu inauguró Unity como un entorno de escritorio que apostaría por la convergencia entre dispositivos unos años más tarde con Ubuntu Phone. La distribución Linux para móviles Ubuntu Phone destacaba por el uso de Unity adaptado a estas pantallas, pero carecía de las aplicaciones usadas hoy en día tanto para consumidores como empresas.

Ubuntu 16.04 Unity

Mark Shuttleworth explica los motivos del fracaso de Unity

Las críticas, por un lado, de los usuarios tras la incorporación de este entorno en 2011, ya dejaban entrever la posibilidad de fracasar en el escritorio. Y así ha sido, la fragmentación y la falta de innovación han sido claves para el fracaso de Unity en el escritorio por baja cuota de uso. A esto hay que unirle la falta de apoyo por parte de empresas, que se traduce en escasa financiación, ya que preferían apostar por otras plataformas más conocidas, como Windows, en vez de en Ubuntu.

Unity, destaca también Mark Shuttleworth, que llevaba un tiempo en modo de mantenimiento, sin recibir nuevas características. Además, hay que sumar que a la que iba a ser la siguiente versión de Unity, la número 8, lleva acumulando varios retrasos desde la que iba a ser su fecha de lanzamiento, a finales del año pasado. Así, el fin de Unity será efectivo con el lanzamiento de Ubuntu 18.04 LTS, que volverá a usar GNOME como entorno por defecto.

Ubuntu Login

Aún así, Canonical seguirá soportando como hasta ahora a Unity mientras las versiones de Ubuntu con soporte a largo plazo sigan dentro del plazo de soporte, que está fijado en 5 años desde su lanzamiento. Estas son las lanzadas en abril de 2014 y 2016 (14.04 y 16.04). Por tanto, Unity seguirá soportado hasta 2021.

La nube de Canonical e IoT obtienen buenos resultados

No todo es malo en Canonical. IoT está siendo un éxito según Shuttleworth, ya que cuenta con el soporte comunitario y los suficientes campos en los que operar como para seguir adelante con el proyecto. Así, Canonical dispone de una distribución especialmente pensada para tareas como la robótica, las redes o el machine learning, esta es Ubuntu Core.

La nube también va por buen camino, ya que cuenta con el suficiente apoyo por parte de empresas, que operan bajo servicios como OpenStack para la infraestructura. Estos servicios de Canonical cuentan con el suficiente apoyo tanto comunitario como empresarial, a la par que obtienen beneficios y crecen en uso como para poder seguir dedicándole recursos para su desarrollo.