Razer siempre ha sido una opción muy atractiva a la hora de elegir periféricos para “gamers” en PC y consolas, puesto que ofrecen una amplia gama de hardware especializado en este sector; cubren desde ratones inalámbricos hasta teclados retro-iluminados, mandos, ordenadores portátiles e incluso wereables.

Además, son una marca vinculada a equipos y jugadores de competiciones E- Sports, lo que le confiere un peso importante dentro de la industria. Esta vez han decidido dar un paso adelante que los diferencie aún más de sus competidores. Se trata de una propuesta bautizada como Razer´s zVault. Pero, ¿en qué consiste exactamente?

Paga con moneda digital, recibe recompensas

La iniciativa zVault es un sistema de cartera virtual, que fue lanzado por la empresa californiana en enero de este mismo año. Su funcionamiento consiste básicamente en la acumulación y canjeamiento de dos tipos de puntos: zGold y zSilver.

Puntos ZGold

El primero de ellos actúa como moneda digital, ¿y esto qué quiere decir? Muy sencillo. Estos puntos podremos ir usándolos como dinero virtual para pagar productos de la marca en su página web oficial, así como productos de webs asociadas que acepten este sistema de pagos, servicios de suscripción, claves de juegos digitales y objetos “in-game” de ciertos videojuegos. Tiendas como Gamersgate e IndieGala y juegos como CrossFirem o Lost Saga, entre otros, ya se han unido a la iniciativa. El método de pago por puntos zGold aparecerá como si un botón de pago por Paypal o tarjeta de crédito se tratara.

En cuanto a la manera de adquirir estos puntos, todo se resume en crearnos una cuenta ID de zVault desde la página de Razer e ir comprando paquetes de puntos, que empiezan con 30 dólares y sigue con incrementos de 50 y 100. Teniendo en cuenta que cada punto zGold equivale a 1 céntimo de dólar, 3.000 puntos equivaldrían a 30 dólares (y la misma regla para el resto de paquetes).

Puntos ZSilver

En cambio, el sistema zSilver actúa como un método para obtener recompensas. En este caso, la forma de adquisición no podremos realizarla mediante pagos con dinero real, sino cumpliendo ciertas condiciones. Entre ellas se encuentran por un lado realizar transacciones con puntos zGold (esto es, cada vez que paguemos con puntos zGold recibiremos una cantidad de puntos zSilver), y por otro la utilización de software Razer, como Razer Arena (plataforma para participar en torneos online) o Razer Cortex.

En el caso de este último, Razer Cortex actúa como software de optimización de recursos de nuestro PC, y a su vez como plataforma de lanzamiento de nuestros juegos. Así, por cada minuto que pasemos jugando a juegos como Paladins, League of Legends, DOTA 2, Counter-Strike: Global Offensive u OverWatch a través de este programa, ganaremos 3 monedas zSilver (hasta un máximo de 900 por día).

De esta manera, con la acumulación suficiente de monedas, estas se podrán canjear por premios, servicios y descuentos. Entre ellas destaca el Razer Mug Holder (100.000 puntos zSilver), exclusivo de zVault, que no se podrá conseguir por tiendas físicas ni online. Para fomentar el uso de este sistema de puntos, Razer ha puesto a disposición de los jugadores un catálogo de premios: https://zvault.razerzone.com/zSilver#zSilverItem

Algunas consideraciones a tener en cuenta

Desde su lanzamiento en enero de 2017, las previsiones parecen bastante prometedoras; hasta ahora se han creado alrededor de 700.000 carteras virtuales con un tráfico de más de 375.000 transacciones. Además, el listado de juegos compatibles irá creciendo poco a poco, pero hay que tener en cuenta que el intercambio de moneda zSilver por productos está limitado a 7 regiones: Norteamérica, Canadá, Nueva Zelanda, Singapur, Australia, Reino Unido y Europa.

Por otro lado, el sistema se ha ideado para que sea una campaña permanente (sujeta no obstante, a cambios en los términos y condiciones). Podríamos decir que Razer paga a los jugadores por jugar a videojuegos. Nada más lejos de la realidad, según las declaraciones de su CEO y co-fundador de la empresa, Min-Lian Tang:

El concepto de que un jugador pueda ser recompensado por disfrutar de videojuegos es algo que nunca antes se ha hecho.

Es tan simple como que los jugadores pueden recoger los beneficios de seguir haciendo lo que hacen en su día a día como gamers.

Solo queda por ver cómo se comportará este sistema próximamente, y si va a tener capacidad de mantenerse como forma de pago fiable y segura. Sin duda es una iniciativa arriesgada, ya que busca competir con plataformas como Steam a la hora de vender servicios y juegos digitales. ¿Qué opinas? ¿Crees que tendrá futuro?