El problema que ha supuesto el Samsung Galaxy Note 7 para la coreana, parece tener solución finalmente. Como muchos de vosotros sabréis, este teléfono inteligente tenía un problema de fabricación, que causaba su sobrecalentamiento y, posteriormente, ardía en llamas.

Samsung arreglará y revenderá las unidades de Note 7 retiradas

Así ha sido como han decidido solventar el problema que suponía tener millones de dispositivos que tuvieron que retirar del mercado. Samsung ha estado investigando las causas del problema de sobrecalentamiento del Galaxy Note 7, llegando a la conclusión de que sería necesaria una remodelación para lanzarlos de nuevo al mercado. Considerarán como opciones el alquiler o la venta en caso de que estén en óptimas condiciones para ello.

¿Donde y cuando se venderán?

Esta es la mayor incógnita a despejar. Samsung decidirá donde y cómo se venderán dependiendo de la resolución de las consultas que se realicen con las autoridades reguladoras de cada país. Y es que cabe la posibilidad de que en ciertos países no den a la coreana el privilegio de vender el teléfono tras los problemas que ha generado. El informe original deja claro que los mercados de destino para los teléfonos reacondicionados serían Vietnam o la India.

Samsung quiere reacondicionarlos

El plan B de Samsung, en caso de no tener buena acogida en los mercados mencionados, sería separar los elementos que puedan servir para ser reutilizados y hacer una extracción de metales utilizando métodos amigables con el medio ambiente para obtener la mayor cantidad de material útil de cada teléfono. Concretamente, Samsung intentará extraer semiconductores, módulos de cámaras y metales preciosos como cobre, níquel, oro y plata antes de reciclar el resto del dispositivo.

El futuro de los Galaxy Note 7 aún es incierto

Aún no sabemos cuál de los dos procesos seguirá finalmente la empresa coreana, pero desde luego es elogiable su intento de minimizar el impacto financiero y medioambiental del fracaso que supuso el Samsung Galaxy Note 7. Esperemos que Samsung sea capaz de obtener tanto de estos dispositivos devueltos como le sea posible, sin llegar a venderlo de nuevo bajo la marca Galaxy Note. ¿Creéis que tendría buena acogida un Samsung Galaxy Note 7 reacondicionado a un precio de derribo?