Una de las características más innovadoras y que más han dado que hablar de Windows 10 ha sido Continuum, una tecnología desarrollada por Microsoft que nos permite conectar nuestro teléfono a un monitor y utilizarlo como un PC, pudiendo hacer uso de periféricos como teclados, ratones, etc. Se trata de una función que estrenaron los últimos teléfonos lanzados por Microsoft: los Lumia 950 y 950 XL, la cual se ve reforzada por la existencia de las aplicaciones universales, que se adaptan al dispositivo donde son utilizadas (PC, tablet, smartphone, Xbox One, HoloLens…).

¿Se parece tanto a Continuum?

Ahora, según lo que podemos observar en una solicitud de patente de Apple, la compañía de Cupertino podría estar trabajando en un dispositivo que permitiese colocar el iPhone en la zona del trackpad del MacBook, pudiendo manejar así el teléfono como un ordenador, mostrándose el contenido en la pantalla del propio MacBook. Se trata de un mecanismo similar al que utiliza HP con su HP Lap Dock y el HP Elite X3 (con Windows 10 Mobile).

 

Del mismo modo, la compañía de la manzana estaría trabajando en una solución similar para el iPad. En este caso, habría que colocar el iPad en la zona de la pantalla del MacBook a través de algún tipo de encaje y a partir de ese momento ya podríamos interactuar con su contenido como si estuviésemos ante un ordenador.

Recordemos que esto tan solo son patentes y podrían no llegar a traducirse nunca en realidad, pero resulta interesante observar cómo Microsoft parece haber dado con la clave de los próximos años (la tan comentada unificación) y sus principales competidores intentan seguir la estela en este aspecto. Sin embargo, en mi humilde opinión, este tipo de soluciones están muy lejos de la unificación de Windows 10, un sistema operativo con una única tienda de aplicaciones que ya está presente en ordenadores y tablets, pero pronto lo estará también en smartphones (Windows 10 sobre ARM está muy cerca de convertirse en una realidad).