El mercado de fibra óptica en España ha sido un hervidero los últimos años. Las grandes compañías, con gran ayuda de la CNMC, han peleado sin muy buen resultado por el mercado español. Pero parece que por fin se llegan a acuerdos favorables para el consumidor y es que Vodafone y Movistar acaban de informar sobre un acuerdo firmado entre ambas compañías para proveer de servicios de fibra óptica.

De esta manera, la compañía inglesa podrá acceder de manera inmediata a la infraestructura de Movistar. Pero el acuerdo contiene detalles interesantes como que Vodafone tendrá acceso de la misma manera a los municipios donde Telefónica Movistar tenía exclusividad.

Un paso por delante de la CNMC

Este acuerdo es realmente importante, porque hasta ahora, Vodafone solo podía utilizar la infraestructura de fibra de Movistar en los municipios sujetos a la regulación dictada por la CNMC.

Instalación de fibra óptica

Vodafone se aprovechará de la fibra FTTH de Movistar

El acuerdo, totalmente inesperado, ha sido difundido por la propia Vodafone hace tan solo unos minutos. Junto a la nota de prensa, hemos podido saber que la compañía inglesa ofrecerá fibra FTTH de Movistar a sus clientes. La consecuencia directa es la llegada a muchos más municipios y la capacidad para captar más clientes.

Para Movistar, significa un cambio de paradigma importante en el mercado mayorista y este uso de su infraestructura repercutirá de manera significativa en el retorno de la inversión. Gracias a esto y a los altos costes de mantenimiento de estaciones de cobre, esperamos que sigan desplegando fibra en aquellas zonas donde no se tiene acceso todavía y que gracias a este acuerdo, están un poco más cerca de tener una conexión acorde a nuestros tiempos.

Por el momento no se ha informado de más detalles sobre cuales serán las ciudades ni la entrada en vigor del acuerdo, aunque todo parece indicar que será en muy poco tiempo.

A la espera de más movimientos

Ante este acuerdo, no sería de extrañar futuros movimiento entre las otras grandes personajes del panorama de las telecomunicaciones españolas. Orange absorbió hace tiempo a Jazztel, pero la jugada de Movistar y Vodafone es de mucha más altura en cuanto a volumen de potenciales nuevos clientes se refiere.