A pesar de ser un excelente navegador, hay una cosa que a Chrome se le sigue resistiendo, el consumo de recursos. Un problema que si en un ordenador de sobremesa es ya es importante se vuelve crítico en portátiles y convertibles, donde un excesivo consumo de batería podría dejarnos fuera de juego a mitad de la jornada.

Google, conocedor de los problemas de su navegador en lo referido a gestión de recursos, sigue trabajando en este campo y ahora la compañía de Mountain View asegura haber dado un paso importante en este aspecto con la nueva versión de Google Chorme, concretamente la versión 57.

Google 57 mejora el consumo de recursosSegún la propia Google ha indicado, este menor consumo de recursos sería debido a una mejora en la gestión de las pestañas abiertas en segundo plano, las cuales eran responsables de un tercio del consumo energético. De esta manera, con Chrome 57 se limitarán de forma individual las pestañas en segundo plano evitando así que estas hagan un uso excesivo del procesador, limitando su uso a un 1%, y la memoria RAM.

Esta nueva función de limitación de consumo de las pestañas abiertas en segundo plano no afectará a páginas de reproducción de audio o que empleen conexiones controladas en tiempo real como mediante WebSockets o WebRTC, centrándose únicamente en los procesos prescindibles de las páginas abiertas en segundo plano que sí supongan un impacto en el rendimiento del equipo.

Reducción en un 25% del consumo de pestañas en segundo plano

Desde Google aseguran que gracias a esta mejora el navegador reduciría el consumo de las pestañas en segundo plano en un 25%, lo que se traduciría en una mejora de rendimiento y autonomía más que significativa. Veremos si en esta ocasión Google ha dado con la tecla y es capaz de quitar a Chrome el estigma de come-recursos. Si queréis descargar la última versión de Chrome podéis hacerlo fácilmente desde la web de Google.