La compañía de Santa Clara lleva con nosotros casi 50 años innovando. El mayor fabricante de semiconductores del mundo no para de expandir su negocio. Conscientes de que no pueden depender solo de la fabricación de procesadores, han expandido su negocio a otras áreas durante los últimos años. Ahora, su nuevo objetivo son los coches autónomos.

La pegatina de Intel Inside podría ir en tu futuro coche

No es la primera vez, ni será la última, en que tras una estrecha colaboración entre empresas, el pez gran se come al chico. Intel y Mobileye han estado colaborando durante los últimos años hasta que los de Santa Clara han decidido pasar a una colaboración más directa. Así, Intel desembolsará 15 mil trescientos millones de dólares en comprar esta empresa israelita con 18 años de vida.

Esta sería la mayor adquisición de una empresa israelita de tecnología. Tras las compras de Waze, PrimeSense y Ntrig, Mobileye pasaría a un primer plano. La compra de estas tres empresas por parte de Google, Apple y Microsoft fueron por 1100, 300 y 200 millones de dólares respectivamente.

Pero, a qué se dedica Mobileye para valer tanto dinero. Mobileye se ha preocupado de nuestra seguridad al volante mediante los denominados sistemas de ayuda a la conducción. Utilizan cámaras y algoritmos para detectar otros vehículos y algunos de sus clientes son BMW, General Motors y Volvo. Pero, en Mobileye querían ir un paso más allá.

La empresa israelita es un referenteLa conducción autónoma podría salvar millones de vidas cada año. La posibilidad de que nuestro coche conduzca de manera autónoma puede ahorrar tiempo, energía y vidas al tomar el control sobre el vehículo y dejar de lado nuestras emociones al volante.

Mobileye empezó a trabajar con Tesla hace años pero, tras el accidente sufrido el año pasado y unas declaraciones inadecuadas por ambas partes cesaron su relación. Ahora ha empezado a trabajar con BMW y ya dispone de una flota de 40 vehículos con las tecnologías de Intel y Mobileye.

Los otros elementos de referencia para Intel de cara al futuro serán Internet of Things y la realidad virtual y realidad aumentada. Una visión interesante que veremos como avanza. Desde luego, la compra demuestra el potencial de Intel y el futuro en la automoción.