Aunque objetivamente BlackBerry no es lo que era, los canadienses siempre parecen tener un as bajo la manga para intentar continuar con su periplo de venta de smartphone. Tras abandonar su sistema operativo propio, BB10, apostaron por Android pero los resultados no acompañaron. Como último empujón, han cedido su marca al famoso fabricante chino TCL, que se encargará de la parte de hardware de los dispositivos. Así es como nace BlackBerry KEYone.

BlackBerry KEYone, apunta y dispara a la diana empresarial

El anteriormente conocido como Mercury, ha tenido su puesta de largo oficial en Barcelona, antes de la inauguración del MWC 2017. KEYone quiere recuperar un poco la esencia del teclado físico fijo, abandonado a su suerte (o escondido bajo una pantalla deslizante) en anteriores terminales y que perdía la marca inconfundible de la casa RIM.

En las especificaciones no hay sorpresa alguna, ya que son las mismas que el prototipo que nos enseñaron en el CES 2017 celebrado hace algo más de un mes en Las Vegas. El procesador que late en su interior es un Snapdragon 625 octacore con una GPU Adreno 506, 3GB de RAM (ya un estándar en dispositivos Android) y 32GB de almacenamiento interno, ampliables por microSD.

Vista frontal del BlackBerry KEYone

Aunque no estemos delante del mejor procesador del mercado -vetos de Samsung a parte- lo cierto es que según palabras de la propia BlackBerry: “se ha seleccionado el mejor procesador para sacar todo el rendimiento a la batería”. O en otras palabras, los 3.505mAh de capacidad de la batería necesitan de un procesador ahorrador para que nos llegue al terminal la jornada.

Las especificaciones se completan con una pantalla de 4.5″ y una resolución bastante buena de 1620×1080 píxeles. Un formato de pantalla 3:2 que no es habitual pero que puede resultar positivo gracias al teclado físico.

Aplicaciones de seguridad de la BlackBerry KEYone

En el apartado de software, nos encontramos con Android 7.1 Nougat en su interior, además de algunas aplicaciones propias de BlackBerry enfocadas al mercado empresarial.

El regreso del teclado

Como ya fuera en los últimos modelos made in BlackBerry, el teclado sigue la misma tecnología. Gracias a su respuesta táctil nos puede ahorrar mucho tiempo a la hora de movernos por largos textos o emails. Además, podemos configurar algunos accesos directos en las teclas, sí como en las antiguas BB, para lanzar funciones o apps.

¿Un paso al frente en la cámara?

Si echamos la vista hacia atrás, BlackBerry nunca ha destacado en el apartado fotográfico. Contaba en sus dispositivos con cámaras testimoniales que te podían sacar de una apuro si querías subir alguna instantánea a las redes sociales o adjuntar una foto de un texto a un email. Cero pretensiones que quizás cambien con esta BlackBerry KEYone, ya que monta un sensor de 12 megapíxeles firmado por Sony. Al parecer, tiene algún tipo de parentesco tecnológico con las cámaras de los Google Pixel. La cámara delantera tiene unos nada desdeñables 8 megapíxeles que ensalzarán nuestro selfies.

Parte posterior de BlackBerry KEYone

¿Cuándo y cuánto?

Si quieres dar una nueva oportunidad a un clásico de los smartphones tendrás que esperar a abril, cuando llegará a algunos mercados, o directamente desde esta página web. El precio en dólares alcanza los 549, mientras que en el mercado europeo la podremos encontrar por unos 599€. ¿Qué os parece este nuevo smartphone de BlackBerry?