Ayer llegó el día de la puesta de largo de AMD Ryzen. Lisa Su, CEO de AMD, y otros ponentes se preparaban para presentar Ryzen al mundo. Ha habido mucho revuelo en torno a la nueva familia de procesadores de AMD y por fin han llegado. La polémica se debe a que ofrecen grandes características técnicas a un precio irrisorio.

AMD Ryzen ha llegado para conquistar el mercado

AMD necesitaba una presentación como Ryzen. A pesar de haber tenido grandes hitos en la historia reciente como el diseño y fabricación de los procesadores de Xbox One y Play Station 4, la realidad es que fuera de ese mercado no ha destacado. Tanto en productos de sobremesa, portátiles y servidores no ha sabido convencer a los clientes y se vio relegada a la gama más baja.

En 2015, Lisa Su indicó que la compañía necesitaba un cambio de rumbo. Apostar por alto rendimiento y componentes de gran calidad. Por fin todo lo que indicaba su CEO ha llegado con Ryzen.

AMD presume de procesadoresEl 2 de marzo llegan los primeros procesadores Ryzen. Los tres procesadores llevan el nuevo núcleo de AMD denominado Zen. Todos ellos tienen seis u ocho núcleos, 16 hilos y disponen de una cache de 16MB de nivel 3 en todos los núcleos. Como siendo habitual, todos los procesadores permiten overclocking.

El procesador más potente es el R7 1800X, este es un chip de 499 dólares con una frecuencia de 3,6GHz de base y llega a alcanzar los 4,0GHz y su consumo es de 95W TDP. Con este procesador AMD se enfrenta al Intel i7-6900K un procesador que cuesta 1050 dólares con una frecuencia base de 3,2GHz y que alcanza los 3,7GHz.

En los benchmarks que se han realizado por AMD indican que su procesador es un 9% superior al Intel. La compañía de Sunnyvale ha apostado por ofrecer una frecuencia mayor de reloj aunque disponga de menos instrucciones que Broadwell. También en las pruebas realizadas en codificación de video y juegos ha superado al chip de Intel.

Los otros dos procesadores son el R7 1700X por 399 dólares que tiene una frecuencia base de 3,4GHz y alcanza los 3,8GHz. El tercero en discordia, el R7 1700, trabaja a unas frecuencias entre 3,0 y 3,7GHz por sólo 329 dólares. Con estos procesadores AMD se quiere enfrentar a los mejores procesadores de Intel por un precio irrisorio en comparación.

Los procesadores Kaby Lake solo disponen de 4 núcleos y ocho hilos. Pero su frecuencia de reloj de 4,2GHz es mayor que incluso la máxima de AMD en Ryzen. Cuando trabajan los procesadores con un único núcleo, AMD no puede hacer frente a Intel. Sin embargo, cuando se puede trabajar con los ocho núcleos y los 16 hilos el resultado cambia, Ryzen es un 46% más rápido.

Desde AMD, querían mejorar el IPC en un 40% respecto a su predecesor y Lisa Su podía presumir ayer. No solo se ha mejorado un 40% sino que se ha alcanzado un 52%. AMD vuelve a entrar en el área del rendimiento.

Ya están preparados para RyzenEste lanzamiento hace parecer a los procesadores Broadwell-E caros y deja a Intel en una situación incómoda. Los fabricantes estaban preparados para el lanzamiento y habrá más de 82 tipos de placas base y sistemas de 19 tiendas diferentes. Todo OEM podrá contar con Ryzen durante los 30 primeros días.

Pero AMD no se conforma con eso, este año también lanzará Vega, su nueva arquitectura de GPU. Este parece que va a ser un gran año para AMD. Si Ryzen cumple con lo prometido veremos una gran transformación de la compañía y del mercado del PC.